Resposabilidad civil:
Cubre los reclamos que el asegurado (y/o el conductor), pueda recibir como consecuencia de los daños causados a terceras personas o sus bienes, ya sean producidos por él o por quien conduzca su automóvil, hasta el límite de cobertura que figura en la póliza y en los términos de la misma. Asimismo incluye el seguro obligatorio establecido por la Ley de Tránsito Nº 24.449
Todo Total:
Además de la cobertura de Responsabilidad Civil, brinda cobertura totales del casco del vehículo en caso de Robo o Hurto Total, Incendio Total, Destrucción Total.
Terceros Completo:
Además de las coberturas del Todo Total, brinda coberturas de daños parciales al casco del vehículo en caso de incendio y robo o Hurto. Es importante que al momento de decidir el plan a solicitar tenga en cuenta la forma de otorgarse esta última cobertura parcial
(Robo o Hurto) que prevé ese plan, ya que existen distintas modalidades en que la aseguradora asume el riesgo:
1. Al amparo del Robo o Hurto total
2. Robo parcial con franquicia
3. Robo Parcial sin franquicia

Todo Riesgo:
Además de las coberturas del Terceros Completo, brinda cobertura de Daños Parciales por accidente con franquicia; con la particularidad que en estos planes los daños parciales por incendio también son cubiertos con franquicia. Y también, los planes de Todo Riesgo, prevén la cobertura sin franquicia de daños parciales por: granizo, inundación, desbordamiento, terremoto,
meteorito, maremoto o erupción volcanica, tornado, huracán o ciclón, huelga y/o tumulto o alboroto popular y Lock - Out.